Cuidados del Kalanchoe

Articulo de Cuidados de Flores sobre Cuidados del Kalanchoe

¿Cómo cultivar Kalanchoe?

Cuidados del Kalanchoe

Tratamientos en verano y en invierno

Plantar Kalanchoe Daigremontiana

El Kalanchoe es una planta que tiene unas hojas verdaderamente sustanciosas que le sirven como reserva para preservar el agua con lo que resulta muy resistente a la sequía. Estas plantas florecen en primavera y acostumbran a estar presentes en las floristerías a lo largo de todo el año pues les alteran las horas de cultivo para poder conseguir sus bonitas flores. Existen diferentes variedades, sin flores y con flores en tonos rosados, amarillos, blancos o bien naranjas. Se trata de una planta fácil de cultivar y que es muy popular por sus bonitos tonos.

¿De qué forma cultivar Kalanchoe?

En el momento de cultivar Kalanchoe vas a deber tener en consideración el poner esta planta en lugares que estén realmente bien alumbrados, aun va a estar bien que pueda darle el sol de manera directa. Sus hojas van a adquirir tonos atezados mas no importa pues si no tiene luz puede aun dejar de florecer. Es una planta indisculpable y esto desea decir que no debe ser regada muy frecuentemente pues conserva el agua. Es por esta razón que el sustrato debería secarse de forma parcial a lo largo de los riegos.

Si vas a cultivar Kalanchoe en un sitio mediterráneo y seco, donde no existen heladas, vas a poder plantarlo en el exterior, con luz mas sin excesivo sol directo y una vez tras la floración la vas a poder trasplantar y ponerla en otras zonas, teniendo presente que cada primavera debería regresar a florecer. Muchos Kalanchoes medran bien en exterior al lado de alguna testera que cuente con alféizar.

Tratamientos en verano y en invierno

Pese a que se trata de una planta que no requiere excesivos cuidados pues conserva el agua, cabe reseñar que ha de estar alumbrada el mayor número de horas posibles, si bien sea en interior, donde aguantará bien los entornos secos. En invierno, lo idóneo va a ser sostenerla entre unos 15 o bien dieciocho grados, teniendo mucho cuidado con las temperaturas bajas y las heladas, pues podría fallecer.

En verano hay que regarla de forma más rebosante y en invierno menos puesto que como hemos dicho conserva el agua. A lo largo de la época fría debe “dejarse apacible” y regarse de forma ocasional, cuando la tierra se note bastante seca. Las hojas no precisan ser mojadas. En lo que se refiere al abono, esta planta va a deber recibirlo cada 15 días, desde abril hasta septiembre y su multiplicación se debe hacer en primavera, con temperaturas medias, inmediatamente después de la floración y a través de esquejes.

Plantar Kalanchoe Daigremontiana

...

El Kalanchoe Daigremontiana o bien lomo del demonio es una de las subespecies de esta planta que viene de Madagascar y presenta unas hojas sustanciosas que en muchas ocasiones son triangulares y con ciertas máculas y unos márgenes en los que se pueden querer nuevas plantas, que si se extraen van a poder ser trasplantadas. Las flores de esta planta se conforman en una suerte de mazorcas y acostumbran a ser de tonos grises y moradas rojizas, floreciendo generalmente en invierno pudiendo lograr aun el metro cincuenta de alto.

Cultivar el kalanchoe Thyrsiflora

El Kalanchoe Thyrsiflora es una planta que viene de Suráfrica y cuenta con unas hojas en tonos verdes y con los bordes rosas que en primavera presenta un elevado número de esa especie de mazorcas, estas formadas por flores de color amarillo que desprenden mucho perfume. Estas plantas no demandan excesivos cuidados y acostumbran a marchar mejor al aire libre. Crea una suerte de roseta con un revestimiento blanquecino, mas lo verdaderamente bonito son sus atractivas flores, siempre y en toda circunstancia presentes en las floristerías. En esta especie se pueden distinguir diferentes ejemplares: ciertos con las hojas de tamaño más grande y otros de tamaño más pequeño, ciertas en colores verde o bien amarillento y otras en tonos crema, unas realmente bonitas en verde grisáceo y con unos márgenes en tonos colorados aproximadamente fuertes.