Cuidados de las violetas

Articulo de Cuidados de Flores sobre Cuidados de las violetas

Cuidados de las violetas

Muy elegantes y de simple mantenimiento, las violetas florecen en abudancia a lo largo de prácticamente todo el año. Además de esto ya no son aquellas pequeñas plantas azules de nuestras abuelas, sino se han actualizado. Hoy día podemos hallarlas en colores rosa, crema, blanco e inclusive en especiales composiciones de 2 tonos, con flecos, con bordes de colores, etcétera Tanto es con lo que existen prácticamente treinta.000 variedades de violetas.

En las próximas líneas vamos a ver los cuidados básicos para este género de plantas y os vamos a dar consejos a fin de que estas medren perfectamente en nuestras terrazas o bien balcones.

Cuidados y mantenimiento de las violetas

Una de las preguntas que brotan con una mayor frecuencia cuando se habla del cultivo de las violetas es: “¿por qué razón mis violetas no florecen?” Para contestar a esta pregunta hay que examinar todas y cada una de las necesidades que estas plantas tienen y las atenciones básicas que precisan.

La luz que las violetas precisan es una de las primeras cosas a estimar, puesto que es la primordial causa de que estas no medren. Una buena iluminación es esencial para tener una buena floración. Lo idóneo es poner las violetas en una ventana orientada cara el este o bien cara el oeste. No te olvides de girar la maceta 1/4 de vuelta cada semana para sostener la simetría de la planta.

Como ocurre con la enorme mayoría de las plantas, un riego deficiente termina marchitándolas. El riego de las violetas ha de ser regular mas jamás exagerado. Una gran idea aproximada es dejar que el mantillo de nuestras plantas se quede sutilmente seco, más ligero y más pálido. Cuidado con no humedecer su follaje, pues podría mustiarlo.

Idealmente debemos fertilizar las violetas con cada riego a un ritmo de 1/4 de cucharadita de té por cada litro de agua. La opción mejor es un fertilizante equilibrado estilo veinte-veinte-veinte o bien catorce-doce-catorce.

Las violetas precisan de un suelo ligero y poroso. El que podemos localizar en las tiendas en general precisa ser mejorado a través de la adición de una cantidad igualmente perlita y/o vermiculita. No presiones la tierra en la maceta, solo llénala vertiéndola sobre ella.Y puesto que charlamos demacetas, aclarar que el tamaño de esta ha de ser 1/3 del diámetro de la planta. Por servirnos de un ejemplo, si el diámetro de tus violetas es treinta cm, la maceta deberá tener 10cm.

...

Las violetas en la cocina

A lo largo de un buen tiempo olvidadas, las flores comibles han vuelto a entrar en la cocina y hay una nueva tendencia con platos acompañados con ellas. Nuevos colores, nuevas texturas y nuevos sabores llegan a nuestros platos de la mano de, entre otras muchas, las violetas.

Estas son flores muy aromatizadas y perfumadas y pueden añadirse en ensaladas de frutas y cristalizadas en azúcar pueden acompañar postres. Sus hojas son ricas en mucílago, y pueden comerse crudas en ensaladas o bien cocidas en sopas o bien salsas. Estas asimismo pueden añadirse a rellenos de aves, pasteles de carne o bien acompañar a verduras variadas.